Actúa Ahora

Al enviar el formulario a continuación, sumarás una nueva voz por la legalización del vapeo en Chile con las entidades responsables. Juntos, podemos crear una nueva alternativa para quienes buscan dejar de fumar en el país.
El vaping necesita ser legalizado en Chile para poder salvar vidas. ¡Ponte en contacto hoy con quienes pueden hacerlo realidad!

Elige el diputado al cual enviará el mensaje

Estimado/a :
Soy una persona preocupada por los efectos negativos que el consumo de tabaco tiene para la salud y por el hecho de que nuestras leyes actuales impiden que los fumadores opten por alternativas más seguras. Todos sabemos que la mejor solución para reducir el daño sería dejar de fumar, pero esto es un difícil y constante desafío para muchos. Hoy en día, dentro de las alternativas más comunes para dejar de fumar están los sistemas electrónicos de administración de nicotina, generalmente conocidos como "cigarrillos electrónicos" o "vaporizadores", con tasas de efectividad mucho más altas que otras terapias de reemplazo de nicotina (e.g. parches, chicles, etc.). Estos productos suministran nicotina a través de un aerosol, proveniente de un líquido que se calienta y evapora, permitiendo saciar la dependencia de los fumadores. Los llamados “cigarrillos electrónicos” no contienen tabaco y al no producir combustión, no emiten alquitrán, monóxido de carbono, arsénico ni casi la gran mayoría de los demás componentes dañinos para la salud. Es importante destacar que la nicotina no es un componente cancerígeno.

El Royal College of Physicians del Reino Unido concluyó que “los cigarrillos electrónicos disponibles hoy en día no superan el 5% del daño que produce el fumar tabaco” y que “no existen pruebas de que el uso de ‘cigarrillos electrónicos’ haya dado como resultado la renormalización de fumar". Las autoridades de salud pública en muchos países hoy recomiendan vapear como alternativa para dejar de fumar y sólo en la Unión Europea, más de 6 millones de adultos han abandonado el tabaquismo por los “cigarrillos electrónicos”. Teniendo en cuenta esto, no tiene sentido que en Chile los cigarrillos de tabaco estén disponibles en cada esquina, mientras que las opciones de nicotina más seguras estén absolutamente restringidas. El Instituto de Salud Pública aún considera los “cigarrillos electrónicos” con nicotina como productos farmacéuticos, incentivando así la venta informal de líquidos de vapeo con nicotina y de “cigarrillos electrónicos” que no cuentan con los estándares de seguridad mínimamente exigidos en el mundo. La legalización del vapeo en Chile permitiría no sólo combatir el mercado negro, sino que salvar cientos de miles de vidas de fumadores que, habiendo intentado todo, no han conseguido dejar el tabaquismo. De antemano, muchas gracias por su ayuda en este importante asunto de salud pública.


Saludos, .